alta socio 728x90
Zona de Jazz

PUBLICIDAD

Publicidad

febrero 19th, 2013 Noticias 1 Comments

vm_fr.jpg

“ZONADICTOS” , hoy os presentamos el primer álbum como líder del
saxofonista valenciano Vicent Macián, grabado y editado en 2011 y
titulado BAM!. Un gran trabajo que os vamos a intentar analizar.


Vicent Macián nació en Sedaví (¡boom!), ese sitio mítico donde
dicen que los músicos de jazz crecen de los árboles (¡glup!),
donde los niños no quieren ser de mayor futbolístas, sino otra
clase de “istas” como saxofonístas, trompetistas, bateristas …
y donde fluye un río de agua tan mágica, que todo aquel que
la toca pierde irremediablemente la razón por cualquier tipo
de ritmo que escuche (¡badabum!). La verdad es algo más prosaica,
aunque puede que igual de mágica. Todo se debe al gran trabajo
que ha realizado en la localidad ese colectivo de músicos
independientes, hoy llamado Sedajazz, convertido en una empresa
de gestión musical envidiable en todo el país (¡plas, plas, plas!).

vm0.jpg
Foto: Jose Sanchis ( Entrà de Bandes, Sedaví 2012) .

Vicent se interesará por la música a los 9 años y se terminará
graduando, posteriormente en el Convervatorio de Valencia en la
especialidad de saxofón (¡tiru tiru tiru!). Ha tocado y grabado
con los músicos más importante de nuestro país y de fuera de él.
En 2007 gana el premio al mejor grupo y mejor solista en el
concurso para grupos jóvenes de jazz de la Universidad Politécnica
de Valencia (¡buum!). Y actualmente ejerce como profesor a caballo
entre Barcelona, en el “Taller de musics” y Valencia, en el Taller
de “Sedajazz” (¡tic-toc!).

vm1.jpg

Como ya habréis comprobado, perdonad por el toque de humor, lo primero
que nos llama la atención, una vez que tenemos en nuestras manos el
disco de Macián, es el título: BAM! . El autor nos dice que esta
onomatopeya alude a la brevedad y a la contundencia de algo en concreto
y que define perfectamente la esencia del disco. Pero podemos ir más
allá. Tiene una segunda lectura más trascendente si cabe. En este
sentido, un filólogo nos diría que una onomatopeya es una figura
retórica que consiste en la utilización de palabras para imitar sonidos.
Y un antropólogo, nos matizaría que estas onomatopeyas, consecuentemente,
son más antiguas que el lenguaje en sí, los primeros balbuceos del hombre,
el verdadero sonido que compondría cualquier tipo de sistema de
comunicación posterior. Por tanto, ¡zas!, aquí tenéis el significado
global del disco: algo contundente y rápido pero que enlaza
con la manera de comunicación universal, eso que algunos músicos
han sabido hacer tan bien, dígase Mozart, Beethoven, Miles,
Coltrane, y que otros, en cambio, anhelan tanto
. Evidentemente,
no voy a comparar a Macián con estos monstruos universales, simplemente
porque son ‘extraterrestres’ llegados a la Tierra para el disfrute humano,
pero con este trabajo, Macián demuestra que ha aprendido bien y ha
asimilado el legado de estos maestros.

EL DISCO.

Vicent Macián graba este disco en ‘falso directo’ desde el Café Mercedes
Jazz de Valencia, dando el pistoletazo de salida con Bam!, un corte
compuesto por el saxofonista, donde nos demuestra su virtuosismo al
tenor. Un sonido contundente, con fuerza, que nos recuerda a la
escuela tejana de saxos tenores, pero que, cuando la ocasión lo requiere
se vuelve tierno y delicado. Un tema a buen tempo con una melodía que se
te grabará en el cerebro a fuego y no la podrás olvidar en algún tiempo.
Inicialmente el grupo exponen el tema, dando paso a un magnífico solo de
Macian al saxo. Inmediatamente después, turno para Albert Sanz al piano.
El tema termina con una conversación entre Vicent al tenor y Vicente Espí
a la batería, dejándonos un buen sabor de boca y deseosos de escuchar más.

vm2.jpg

Mon petit Croissant será el segundo de los cortes del disco. Un tema compuesto
también por Macián y dedicado a su esposa, a la que llama cariñosamente con
este sobrenombre. Dice Vicent, que la inspiración le llegó de la visión de
los numerosos carruseles que pueblan la ciudad de París. Efectivamente, Vicent
nos sella una entrada para montarnos en una de estas atracciones a ritmo
de vals y con una melodía hipnótica, que nos hará disgustarnos mucho a la
hora de apearnos del carrusel. De nuevo Espí está magnífico, con una pequeña
introducción al principio del tema. Solo de Macián en su línea: excepcional.
Le sigue un solo de Sanz a las 88 teclas y por último un “mini-solo”, si se
puede decir, del contrabajista Alessandro Cesarini. Finalmente, Macián alarga
y repite la melodía en un intento de no bajar de la atracción, de permanecer
todo el tiempo posible disfrutando de ella. Para mí, uno de los mejores cortes
del álbum. Macián compone también este tercer tema del disco titulado Entonces
ya
.

Vicent se muestra muy críptico diciéndonos escuetamente: “Es una muletilla
que utilizaba una persona que me impactó”
. Gran trabajo de la sección rítmica
y sobre todo del contrabajo, que abre el tema, con una línea escrita en 5/4.
La última composición de Vicent Macián para este disco será El somni de Vicent
Alexandre
, dedicada a su hijo. Tema lento y con ambiente muy psicológico.
26-2, estándar del maestro Coltrane (me quito el sombrero) compuesto en 1960
e inspirado a su vez en el tema de Parker (me quito el cráneo) titulado
Confirmation. Una composición compleja armónicamente que nos demuestra dos
cosas: la primera, que Macián ha bebido mucho de Coltrane. La segunda, el
trabajo inmenso que el saxofinista americano hizo y el alcance de sus
inquietudes, que llegan hasta hoy.

vm3.jpg

Otro estándar, esta vez de Wayne Shorter, titulado Infant eyes, incluido
en el famoso disco Speak no Evil. Una balada espléndida que Shorter dedicó
a su hija Miyako. Macián, lejos de caer en la tentación de reproducir el
tema a la manera “shortiana”, que sería lo fácil, se la lleva a su
terreno, dándole un toque “coltraniano” muy personal. No hay solos de la
sección rítmica, que sólo apoyan a Vicent al saxo.

Countdown. El aficionado al jazz que vea escrita esta palabra, es transportado
irrevocablemente al mundo musical de John Coltrane, de nuevo Coltrane. Para
componer Countdown, el saxofonista de Carolina del Norte se inspiró en Tune Up
de Eddie Vinson y ahora Macián reinterpreta el tema en un homenaje totalmente
conseguido y merecido. Por último, I’ll be seeing you, clásico donde los haya.
Musicado por Sammy Fain y con letra de Irving Kahal, que data de 1938. Macián se
inspirará en la versión de su maestro Chris Cheek para realizar la suya. La
palabra que define esta versión de Vicent es: deliciosa.

En resumidas cuentas, un disco que podemos dividir en dos partes. La primera
formada por composiciones de Vicent Macián, donde además de demostrarnos su
técnica con el tenor, nos evidencia que es un gran compositor, y de la que
personalmente destaco Mon petit Croissant. Y una segunda, donde el espíritu
de John Coltrane
se materializa, destacando Infant Eyes. Un primer trabajo
muy completo y a la altura de lo esperado. En mi opinión, jazz español de
cinco estrellas con el que no tendrás la sensación de haber tirado su coste
por el retrete, todo lo contrario, auguro horas de disfrute garantizado.
Como viene siento habitual puntuaré el álbum del valenciano con un 9.
SOBRESALIENTE VICENT.





Fotografías :

DANI ÁLVAREZ


Calificación / Rating :

9/10 (Excelente) .

Temas / Tracks :

01 – Bam!
02 – Mon Petit Croissant
03 – Entonces Ya
04 – El somni de Vicent Alexandre
05 – 26-2
06 – Infant Eyes
07 – Countdown
08 – I’ll Be Seeing You .



Músicos / Personnel :

Vicent Macián – Saxo Tenor
Albert Sanz – Piano
Alessandro Cesarini – Contrabajo
Vicente Espí – Batería .



Sello / Label :

Sedajazz Records , 2011 .

Enlaces de Interés :

Página Oficial Sedajazz Records

Vicent Macián en MySpace

Zonadejazz en las Redes Sociales :

Facebook : Página Oficial Zona De Jazz en Facebook

Twitter : Perfil de Zona De Jazz en Twitter


Juanma Castro Medina para ZDJ , 2013 .


Compartir En Redes Sociales

Una Respuesta to “Vicent Macián Quartet – BAM! (2011)”

Deja una Respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



3 × = 21