alta socio 728x90
Zona de Jazz

PUBLICIDAD

Publicidad

smd_fr.jpg

¡¡¡HOLA AMIGOS!!! Si en la anterior ocasión os trajimos dos grandes
solos de Coleman Hawkins
que cambiaron la historia del jazz, hoy
os vamos a traer otros dos que no se quedan atrás en importancia.
Por un lado, un gran solo de trompeta que Miles realizó en el mítico
tema de Charlie Parker titulado Now´s the time, recogido en el
álbum del saxofonista llamado Charlie Parker Reboppers, grabado el
26 de noviembre de 1945 en New York, de la mano del sello Savoy
Records, en lo que será la primera sesión de Bird como líder y a la
que subtitularían como la sesión de grabación más importante en
la historia del jazz moderno
. Personalmente, creo que se pasaron.


En esta grabación participaron:

- Charlie Parker al saxo alto.
- Miles Davis a la trompeta.
- Curley Russell al contrabajo.
- Max Roach a la batearía.
- Argonne Thornton (Sadik Hakim) al piano.
- Dizzy Gillespie al piano.

Sí, digo bien, Dizzy Gillespie al piano. El buenazo de Dizzy dejará la trompeta
al chico nuevo, Miles (19 años), y sólo intervendrá en el corte Ko-ko, debido
a su complejidad técnica. Davis era todavía incapaz de acometer, con sus
limitados conocimientos, este tema y simplemente se negó a tocar. “No iba
a salir y a ponerme en evidencia”
o “realmente no creía estar preparado”,
serían las explicaciones que el trompetista daría más tarde. Pero no debemos
volcar toda la responsabilidad sobre Miles. Posteriormente se supo que Savoy
no quiso pagar a un sexto músico en un quinteto, y por eso la contribución
de Dizzy tuvo que mantenerse anónima y tan limitada. Es curioso observar,
que en las grabaciones originales de 78 rpm, Gillespie aparece con el
seudónimo de “Hen Gates”. Pero una revisión más exhaustiva nos revela que
no fue ni el primero ni el último que utilizaría Al hacer una búsqueda
concienzuda se descubren otros alias de Dizzy como: John Berks, John Birks,
B. Bopstein (jajajaja, este es muy bueno) o John Burk, entre otros muchos.
Lo que realmente sí podemos apreciar es que Gillespie era un pianista aceptable,
aunque no tan bueno como para acometer solos. Una auténtica rareza
discográfica.

Now´s the time es un blues en fa. Tras la introducción del piano y la
exposición del tema, Parker toca en tres vueltas su solo, solo que por sí solo,
valga la redundancia y el juego de palabras, bien merecerían un trabajo
aparte. Pero centrémonos en la trompeta de Miles, el sonido del metal del
instrumento de Davis ocupará dos vueltas, o sea, 24 compases llenos de
serenidad y buen gusto, que irá in crescendo como si pisaras el acelerador
de un coche de manera progresiva hasta llegar a un pico de intensidad máxima.
Después de este punto extremo, poco a poco va liberando esa intensidad del
solo, para ir acabando su intervención. Muchos, han querido ver en estos 24
compases de trompeta el inicio del salto mortal que Miles acometerá, el
hallazgo de un estilo propio. Red Rodney comentaría posteriormente:
“Now´s the time era un sonido nuevo […] Era un tipo joven que no tocaba muy
bien la trompeta, pero que había descubierto una manera nueva de tratarla y
de tocarla”
. Como si lo hubiera escrito Nostradamus, Now´s the time (Ahora
es el momento) profetizaba ese momento justo que comentábamos, el inicio
del estilo Miles y que posteriormente se verá desarrollado más extensamente
en discos como Kind of Blue.

smd1.jpg
Charlie Parker y Miles (con 19 años).

Pero, no todo serán buenas críticas, en absoluto. El Bop por estos tiempos
estaba maltratado y vilipendiado por casi todo el mundo de la música. En
este sentido, podemos leer una crítica feroz que la revista especializada
Down Beat hizo del tema Now´s the Time y Billie´s Bounce,
ambas interpretadas por Miles y que salió a la luz el mismo año 45. ATENCIÓN,
no tiene desperdicio.

“Estas dos grabaciones son ejemplos excelentes del otro aspecto
de la manía Gillespie: el mal gusto y el inopotuno fanatismo del
estilo desinhibido de Dizzy. Sólo Charlie Parker, que es mejor
músico y que de todas maneras merece más crédito que Dizzy
por ese estilo, las salva del desastre. Pero él tampoco está
en buena forma: una lengüeta mala y unos desaciertos inexcusables
no se traducen en buen jazz. El trompetista, un chico despistado
, sea quien sea, toca a la manera de Gillespie de la misma forma
en que lo hacen casi todos los niños que copian a su ídolo: con
la mayoría de los errores, falta de orden y sentido y una adhesión
completa a las acrobacias técnicas.”
.


smd2.jpg
Charlie Parker Dial Session. (4 Noviembre de 1947).



Por otro lado, autores actuales como Ted Gioia, dicen de la intervención de
Miles en esta sesión lo siguiente: “En la sesión de grabación del 45, Davis
aportó solos meditabundos, aunque algo cautos”
. Un análisis, para mí, algo
pobre, teniendo en cuenta la relevancia y repercusión posterior del solo
de Miles.

Pero, como todos sabemos, el Jazz es una expresión humana, yo diría la
expresión humana por excelencia. No hay nada tan humano como el jazz,
y por ende, tan excelente y tan vil al mismo tiempo. No podía ser de otra
manera, el tema que abriría una vía nueva en la historia del jazz, fue
vendido de mala manera a un camello de poca monta por 50 dólares.
Charlie Parker vendió los derechos del tema a cambio de unos cuantos
momentos “demasiado humanos”. Escuchemos el tema y el solo
(aproximadamente hacia el minuto 1:50).





El segundo solo que os traemos hoy, lo ejecutará el sensacional pianista Red
Garland
, en el famoso disco Milestones, cuyo líder fue, como sabéis, Miles
Davis. El álbum fue grabado en el año 1958 para la Columbia en dos sesiones
recogidas durante el mes de abril, con un sexteto formado por:

- Red Garland al piano.
- Paul Chambers al contrabajo.
- Philly Joe Jones a la batería.
- Miles Davis a la trompeta.
- John Coltrane al saxo tenor.
- Julian Cannonball Adderley (al saxo alto en el corte Milestones).


smd3.jpg
(c) Dennis Stock . Magnum Photos.


La grabación de este disco parece que fue bastante “movidita”, debido en
parte a las “rarezas” de Davis. Miles, tenía tres metales en el disco,
¡y qué metales! Coltrane y Adderley. Su obsesión era “lucir” y contrastar
a estos dos maestros, obvio, pero por este motivo, dejó apartados a otros
instrumentos como el piano, que simplemente tiene dos solos en todo el álbum.
Uno de ellos es el que os vamos a traer aquí, el solo de Straight No Chaser. En
este tema, todos los solos son fabulosos, pero nos detendremos en el de
Garland, que toca la primera mitad del mismo con melodías lineales y la segunda
con bloques de acordes. Es en esta segunda mitad, donde Red nos dará
una sorpresa mayúscula. Ni corto ni perezoso, repite acorde por acorde
el solo que Miles tocó trece años antes con la trompeta, en el Now´s the
Time de Parker
en 1945. ¡¡TODO UN HOMENAJE!! . Sin embargo, el detalle
de Garland, no le llego a Miles a la “patata”, como se suele decir, y en un
momento dado de la segunda sesión de grabación, Red abandonó el grupo
de mala manera, al parecer, harto de que Miles le dijera cómo tenía que tocar.
El sustituto al piano fue el mismo Davis, en un giro que conecta de nuevo
con la grabación del 45, con un trompetista de nuevo, sentado a las 88 teclas.


Escuchen el solo de Garland. El homenaje a Miles comienza en el minuto
7:30 .





Bibliografía :

- TED GIOIA. Historia del Jazz. Turner. Madrid. 2012.
- IAN CARR. Miles Davis. La Biografía definitiva.
Globalrhythm. Barcelona. 2005.

Zonadejazz en las Redes Sociales :

Facebook : Página Oficial Zona De Jazz en Facebook

Twitter : Perfil de Zona De Jazz en Twitter


Juanma Castro Medina para ZDJ ,2013.


Compartir En Redes Sociales

Una Respuesta to “Los Solos de Miles Davis”

  • Mr Greenweedz 1diciembre2013

    ¡Magnífica entrada!

Deja una Respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



7 − = 5