alta socio 728x90
Zona de Jazz

PUBLICIDAD

Publicidad


atgb_fr.jpg

Una vez más, Fernando García de Andoin bucea en los
orígenes y anécdotas de un tema que ya ha quedado
impreso en nuestro ADN Musical. Naturalmente nos estamos
refiriendo a “As Time Goes By”, canción que seguro hemos
disfrutado infinidad de veces. Gracias Fernando.


“As time goes by” se escuchó por primera vez en público
el 13 de octubre de 1931 en una obra de Broadway titulada
“Everybody’s welcome” y, aunque el musical se representó
139 veces, nadie – público y crítica – le hizo el más
mínimo caso a la canción.



Uno de los primeros registros sonoros.
Binnie Hale , 1932.



Once años más tarde, Hal B. Wallis, productor de “Casablanca”
impuso con toda energía su autoridad para que “As time goes
by” fuera el tema principal de la película y el hilo conductor
de la banda sonora. Cuando el compositor, Max Steiner, fue
contratado para escribir el “score” del filme y se enteró
de la exigencia de Wallis, se agarró un grandísimo cabreo,
ya que ello significaba que su creatividad musical iba a
estar totalmente condicionada por “As time goes by”.



ThalbergWallis_1939.jpg
Hal B. Wallis premiado en los Oscars de 1939 .



Compositor y productor tuvieron grandes discusiones al respecto
y Wallis, para aplacar las iras de Steiner, le propuso escribir
una canción alternativa que luego pudiera usarse como tema de
amor. El músico se presentó con su canción, pero entonces el
productor le dijo que utilizar su melodía supondría volver
a rodar las escenas de la película en las que aparecía Ingrid
Bergman (Ilsa)
y Dooley Wilson (el pianista, Sam) y eso no
era viable ya que la actriz se había cortado el pelo para su
siguiente película (Por quién doblan las campanas). La escusa
no le sirvió a Steiner ya que sabía que existían maravillosas
pelucas que hubieran resuelto el problema, pero tuvo que
callarse y tragar.





A partir de aquí, Max Steiner, odió con toda su alma la canción
“As time goes by”. El instrumento con el que se ganaba la vida,
Dooley Wilson – el actor que interpreta al cantante y pianista,
Sam – era la batería y no había tocado un piano en toda su vida.
En la famosísima escena donde Sam le interpreta a Ilsa, “As time
goes by” había un verdadero pianista, fuera de campo, provisto
de un piano, que sí sonaba, y que cumplió perfectamente con su
trabajo.



Escena de Casablanca.


Por si quedan dudas fue precisamente esa escena la que, según Wallis,
no se podía volver a rodar por el corte de pelo de la Bergman.

Pues sí. ¡Esto es Hollywood! .


Lectura recomendada :

Y se hace música al andar con swing – Luis Escalante
- Amazon.es (Kindle).






Enlaces de Interés.

Sección Latidos del Jazz Coordinada por Fernando G. De Andoin.

Zonadejazz en las Redes Sociales :

Facebook : Página Oficial Zona De Jazz en Facebook

Twitter : Perfil de Zona De Jazz en Twitter



Fernando García de Andoin para ZDJ , 2013 .


Compartir En Redes Sociales

Sin Respuestas to “Anécdotas del Jazz: As Time Goes By”

No hay aún comentarios

Deja una Respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



9 × 1 =