alta socio 728x90
Zona de Jazz

PUBLICIDAD

Publicidad

sgj_fr.jpg

Es difícil de imaginar a un caracol tomando elevados
riesgos y más cuando éstos van en contra de su propia
naturaleza y anatomía. Pero lo cierto es que en su
arrastre mucoso, este pequeño gasterópodo va enfrentándose
con situaciones que en modo alguno se presentan en su
hábitat natural.


La confrontación entre lo vivo y lo artificial, entre lo
natural y lo mecánico, entre lo que proviene de la mano del
hombre y lo que es capaz de generar éste sin intervención
de su cuerpo, serán puntos de partida para acercarnos
al trabajo del músico y productor suizo SKNAIL.

SKNAIL define su música como ‘glitch jazz’. Genéricamente
hablando, un glitch es un pulso corto en un circuito
electrónico ocasionado por un fallo producido por un defecto
físico o de diseño del mismo. El movimiento musical glitch
nace en la década de los 90′s del siglo pasado como una evolución
de la popularizada música techno. Los DJ’s se sienten atraídos
por la inspiración de intérpretes de música concreta y
contemporánea como Stockhausen o John Cage añadiendo complejos
efectos sonoros en sus samplers. Centrándonos en el trabajo de
SKNAIL, éste se vale de intérpretes de jazz y de música clásica,
dándoles absoluta libertad para sus improvisaciones. En la
parte artificial (glitch) contará con sonidos salidos de hardware
defectuoso o en desuso : impresoras, faxes, viejos ordenadores,
errores informáticos … . En suma con esa navaja que desafía
cortante el lento caminar del osado caracol aventurero.

El disco comienza con el tema The Snail dividido en tres partes.
La primera de ellas nos sumerge en un ambiente enigmático con
protagonismo para la trompeta. Metal que moscardea dentro de
una imaginaria estancia en donde un viejo proyector dibuja el
contorno desfigurado de un joven Chet Baker. La puerta número
2
nos conduce a una nave industrial en donde podremos escuchar
tres voces (clarinete bajo-bajo-piano) rodeadas de clicks y
extraños gemidos mecánicos que suenan combinados en clave de
jazz contemporáneo. Acto seguido (3) se sumará el saxo de Laurent
Waeber cromando ese ambiente industrioso con tonalidades y
destellos de free y avant-garde.


gl2.jpg


The Way Part 1 es una bellísima composición. La más humana, la
más apegada a la piel. Electrónica y jazz se dan la mano. Hay
un perfecto equilibrio entre instrumentos , síntesis y efectos.
Un contundente bajo – Alain Dessauges – se erige en protagonista
de la rítmica al tiempo que el piano de Guy-François Leuenberger
será el motor que lo dote de belleza , fluidez y energía. En la
segunda parte se introducen bellos pasajes de clasicismo en piano
y de músicas antaño catalogadas como newage.

The Brick (El ladrillo). Hay dificultades en el camino. El caracol
se enfrenta al reto de cruzar el puente afilado representado por
esa cortante cuchilla de afeitar. En los tres temas que lo componen
está presente y con voz propia la libre improvisación acompañada
de la maquinaria sonora programada por SKNAIL. Los instrumentos
dialogan entre sí con el añadido de la tecnología. El clarinete
bajo traza escorzos imposibles en la primera parte . Trompetas
distorsionadas en la segunda. Zornianos saxos embrabecidos y
pianos disonantes en la última. Un gran esfuerzo creativo del
compositor suizo y de sus músicos.


gl1.jpg


Hay algo que no va bien: The Razor (La cuchilla). Las impresoras
escupen papel continuo de forma aleatoria. Parte 1. Nuestro
caracol está asustado. Saxo y bajo hacen bailar a un servidor
de datos que misteriosamente se independiza de la red corporativa.
Se ha perdido el control sobre el sistema. Parte 2. Faxes,
impresoras,routers y consolas multipuesto escapan al control del
ordenador central. En forma de virus informático, el clarinete
bajo y el teclado de Leuenberger se ha hecho dueños de la situación.
Sin embargo no todo está perdido. En un monitor visualizamos
la imagen de un Miles del futuro , de un trompetista virtual
del S. XXI. Parte 3. Este Miles robótico reconduce la situación
y , poco a poco, tanto hardware como sofware van comportándose
en la forma para la que fueron construidos y programados. El
caracol respira y se dispone a realizar el último esfuerzo.


gl3.jpg


Tecnología, baile androide, vientos emulados que viajan a
África, a la África islámica más profunda. Estamos en The Other
Side,
un auténtico oopart (objeto fuera de su tiempo )
estratégicamente ubicado en el disco. Dejamos a vuestra
imaginación dilucidar si el protagonista conseguirá o no
superar su reto y os recomendamos vivamente la escucha de
este novedoso trabajo de SKNAIL.


Fotografías :

Mathieu Delieutraz .


Calificación / Rating :

8/10 . Bueno.



Audios de ejemplo / Sample Audios :






Temas / Tracks :

01 The Snail, Pt. 1
02 The Snail, Pt. 2
03 The Snail, Pt. 3
04 The Way, Pt. 1
05 The Brick, Pt. 1
06 The Brick, Pt. 2
07 The Brick, Pt. 3
08 The Way, Pt. 2
09 The Razor, Pt. 1
10 The Razor, Pt. 2
11 The Razor, Pt. 2
12 The Other Side .


Músicos / Personnel :

SKNAIL – Electrónica, programación, glitch
Guy-Fran̤ois Leuenberger РPiano
Yannick Barman – Trompeta
Alain Dessauges – Contrabajo
Philippe Ehinger – Clarinete Bajo
Laurent Waeber – Saxos alto y barítono
Denis Tercier – Bugle (08)
Diane Brutsche – Violonchelo (09) .



Sello / Label :

Autoproducción , 2013 .

Enlaces de Interés :

Página Web de SKNAIL

Comprar Glitch Jazz en iTunes

Zonadejazz en las Redes Sociales :

Facebook : Página Oficial Zona De Jazz en Facebook

Twitter : Perfil de Zona De Jazz en Twitter


Gustavo Lecha para ZDJ , 2013.


Compartir En Redes Sociales

Sin Respuestas to “SKNAIL – Glitch Jazz”

No hay aún comentarios

Deja una Respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



+ 1 = 6