alta socio 728x90
Zona de Jazz

PUBLICIDAD

Publicidad

julio 11th, 2014 Especiales ZDJ 1 Comments

1

Lonnie Johnson (a la izquierda),  bluesman y pionero de la guitarra en el jazz. Chicago 1941.


Quizá la relación entre Blues y Jazz haya cambiado mucho desde aquella época en la que los músicos de ambos estilos intercambiaban bandas y escenarios en Chicago, hasta días como los de hoy en los que dichos encuentros son, como poco, más esporádicos.

Pero me empieza a cansar ya esa idea, mito o como lo quieran llamar, que afirma sin contemplaciones que el Jazz es una música elitista, una música para unos pocos, para adultos, y que para entenderla es necesario ser músico o un bicho raro, un friki.

Como en muchos otros ámbitos sucede que, cuando se incide mucho en una idea esta termina convirtiéndose en realidad, independientemente de los hechos que haya detrás. No hay más que mirar los telediarios o los periódicos. Desde hace un tiempo ya no son los hechos los que condicionan la realidad sino que hemos llegado a conseguir que la “realidad” condicione los hechos.

A lo que voy es que , ese imaginario social que exclusiviza al jazz, es el mismo que tiene al Blues un poco infravalorado o ninguneado, es como una música de nostálgicos o de jóvenes algo raritos, una música que está pero no está.

En cualquier caso son dos estilos de música hermanados e inseparables, con muchos elementos en común, y que parece que han seguido caminos diferentes e incluso que hayan perdido cierta conexión.

Creo que ésto tiene una explicación.

 

2

Ciclo ‘Italian Piano Jazz’ .



Recientemente asistí a un ciclo de conciertos de improvisación al piano . No se para vosotros pero para mí es frecuente, en algunos conciertos, que mis pensamientos se disocien completamente del estimulo que tengo delante.

En un momento dado reconocí la melodía de “Round Midnight” entre el torrente de notas que salían del piano de Franco D’Andrea pero justo 5 segundos después vuelvo a perder el hilo y me cuesta identificarla, si es que era esa …  esta vez son las notas que insinúan la melodía pero sería difícil asegurarlo …  ahora otra melodía familiar pero con notas diferentes …

Me paro a pensar en la complejidad de comprender completamente no sólo el lenguaje musical sino la pieza que está tocando y las infinitas conexiones con otras melodías o progresiones de acordes, y da un poco de vértigo. Aunque por otro lado he de reconocer que más allá de la dificultad y el virtuosismo me cuesta encontrar ese elemento de diversión o de conexión que en otras ocasiones me pone los pelos de punta.

El jazz ha llegado a un nivel de complejidad tan alto que en ocasiones sí creo que puede ser una música para músicos.

 

3

Portada de uno de los discos bandera del jazz reivindicativo .



La primera vez que escuché hablar sobre el Free Jazz o el Avant Garde  estaba entusiasmado, me encantaban las premisas, la libertad, la independencia de un instrumento respecto a los demás, ya sea el contrabajo o el piano. Tenía que ver con una comprensión de la realidad que iba más allá de valorar una sola disciplina artística.

Era importante el contexto, la influencia del resto de manifestaciones artísticas, la realidad social …  era toda una declaración de principios que implicaba una actitud, una forma de tocar y una forma de entenderlo todo. Me moría por escuchar free jazz, quería meterme un poco más.

Creo que fue un disco de Chick Corea, no recuerdo el nombre, el primero que escuche de este género. De eso hace ya unos 10 años y empezaban a copiarse CD’s como churros.  Lo primero que pensé es que la grabación había salido mal, o que el CD se había rayado …

O no me gustaba, o no lo entendía, o lo entendía y no me gustaba, o no me gustaba y punto. Unos años después simplemente comprendí que efectivamente no lo entendía, o no como lo entiende un músico. (Porque no parece muy razonable pensar que Coltrane, Mingus, o Coleman después de todo el camino recorrido escribieran canciones que careciesen de sentido sin aplicar toda esa experiencia acumulada). Y que no era una opción escuchar cierta música solo porque tenga un contenido ideológico interesante detrás.

El free jazz me parece una disciplina interesante pero francamente no la disfruto cuando la escucho.

Otro día en un concierto del pianista Moisés Sánchez, en una pequeña tertulia que se formo al acabar, éste nos desvelaba las bondades de desgranar una melodía en una composición y estirarla o comprimirla o simplemente jugar con ella, mostrarla de mil formas diferentes. Como decía antes me parece interesante, me ayudó a entender un poco más lo que escucho pero …  digamos que no me pongo free jazz en casa.

No me atrevo a hablar en términos de Blues y vanguardia, tengo menos información que en el caso del jazz pero me da la sensación de que el hermano mayor tiró por otros derroteros. Se mantuvo más fiel a su estilo, no necesitó experimentar tanto como su hermano más joven.

 

4

Músicos callejeros tocando y cantando blues. Maswell Street ,  Chicago 1948 .



Es cierto que la electricidad  supuso un cambio cualitativo importante en lo que al Blues se refiere pero más allá de nuevas sonoridades no conozco ejemplos en los que alguno de los ilustres de la guitarra del Mississippi tambalearan con tanta fuerza los pilares de su música.

Más bien se me va la cabeza a la imagen de muchos de los grandes bluesmen viviendo al margen de la música por una ausencia de reconocimiento y regresando a las labores tradicionales y propias de los negros de la época.

De modo que aunque desde mi punto de vista el Blues y el Jazz son prácticamente inseparables es cierto que han seguido caminos muy diferentes y eso los ha dotado de idiosincrasias también diferentes.

En otro concierto del armonicista Antonio Serrano, un músico versátil donde los haya, este nos habló sobre los diferentes tipos de “músicos” con los que se había encontrado. Por las características de su instrumento ha tocado con bluseros, rockeros, jazzeros, músicos de clásica, flamencos  …  Reconoció uno de los mejores ambientes y trato junto a músicos de blues frente a todos los demás.

Vincular los valores de los aficionados o músicos de un estilo con las características del propio estilo es poco menos que arriesgado y seguramente me lleve a un jardín en el que no quiero entrar pero lo que es indudable es que si uno va a una Jam de Blues y a otra de Jazz las diferencias son evidentes.

Me explicó hace unos días un amigo músico que, a grandes rasgos, un blues siempre es un blues, 12 compases, una escala pentatónica y todas las variantes a las que podamos llegar pero siempre dentro de esa línea. Y pasaron los años y apareció la fusión, y se mezclaron ritmos y estilos pero el blues siempre ha sido blues, electrificado o no.

Hay un elemento de fidelidad o autenticidad, sencillez o como lo queráis llamar que lejos de plantear una debilidad ha demostrado ser su piedra de toque.

En el caso del jazz, al contrario de lo que yo pensaba, no parece haber ninguna estructura tan estandarizada como encontramos en el blues.

El propio Ragtime data de finales del S.XIX y tiene una influencia clara de la música europea y los ritmos africanos. Aquí ya vemos una mezcla evidente entre la música culta europea estructurada y escrita frente a la africana que por oposición ni era culta ni parece que se registrase de forma escrita si pensamos en una partitura. La música africana seguramente tenga que ver con la tradición oral y, de alguna forma, con la improvisación. Pero también apareció el blues y las marchas militares …

Así que la complejidad forma parte del jazz casi desde el momento en que lo llamaban Jass.

Pasado el tiempo podríamos decir que un músico de blues no necesita la ingente formación musical que si es imprescindible para dominar el lenguaje del jazz. La pentatónica sigue siendo la pentatónica pero en el jazz hubo muchos cambios muy complejos a lo largo de los años y al abanico de posibilidades que se creó es muy amplio.

 

 

5

Jam de Jazz en “El Intruso”. (c) Ismael González Seco .



De modo que las reglas del juego para unos (Blues) no son las mismas que para otros (Jazz) en términos actuales. Quiero decir que entiendo un poco más que a la hora de subirse a tocar en una jam de jazz puedan surgir algunas “tensiones” entre músicos si no se tienen claras las reglas del juego.

Una de las cosas que me chocaba mucho en algunas Jams es que, hablo en términos generales que nadie se enfade, aunque tanto unos como otros (bluseros y jazzeros) quieren divertirse y disfrutar en el escenario parece que unos tienden más al virtuosismo y el solo y otros más hacia el conjunto y la melodía. Si a eso añadimos la dificultad de una y otra música parece que se ve un poco más claro lo que significa ese escalón tan exagerado a veces entre el blues y el jazz.

 

6

Uno de los carteles de la Jam de Blues en la Taberna alabanda (Sociedad de Blues de Madrid) .

 

Aún así está la cuestión de los egos, en la que no me voy a meter pero está claro que es común a cualquier músico y a cualquier Jam.

Lo que sí creo que es interesante señalar es que al final el público es el mayor referente para el músico. Uno no tocaría sino hubiera otro que está escuchando, y a veces da la sensación de que se pierde el foco y esto sí es más frecuente en el Jazz que en el Blues.

Para no perder el hilo solo añadir que esos mitos y creencias de las que hablaba tienen su razón de ser, como suele pasar, pero me gustaría destacar que por muy básico que parezca el blues personalmente creo que es el pilar más sólido que tiene la música moderna y sin él todo lo que vino después no tendría ningún sentido.

También cuentan que cuando el gran Duke Ellington hacía una prueba a cualquier músico para entrar en su banda, por muy compleja que fuera la música que hubiera compuesto, lo que le pedía es que interpretase un blues.

Y por otro lado el Jazz, o la música clásica americana, es una música más compleja, más elaborada y con muchas más esquinas que la de su hermano mayor pero que, por otro lado, tiene un componente popular desde su raíz que creo que nunca deberían perder de vista tanto los músicos como los aficionados.


Enlaces de Interés :

Página web del HOT CLUB LANIDE .


Zonadejazz en las Redes Sociales :

Facebook : Página Oficial Zona De Jazz en Facebook

Twitter : Perfil de Zona De Jazz en Twitter

Google+ : Perfil de Zona De Jazz en Google+


Lanide para ZDJ , 2014.


Compartir En Redes Sociales

Una Respuesta to “Soul Mates (Almas Gemelas)”

Deja una Respuesta

XHTML: Puede usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>



9 − 9 =